UNA DE LEY DE VIDA

8 dic. 2010 2 comentarios en esta entrada


No sé si cojo el ordenador para completar el post de hoy en el mejor momento. De nuevo el nido se queda vacío después de un puente largo. De nuevo más "cuídate", más "llámame", más que "hagas un buen viaje".






Yo no estoy sufriendo de “nido vacío”, me parecen dos palabras tremendamente serias, hay gente que sufre una depresión total por este tema y no voy a bromear sobre el mismo. Solo que me pilla a que hace unas horas se ha ido mi niña de vuelta a su lugar de residencia actual y cada vez me cuesta un poco mas despedirme.

Como diría mi madre: “es ley de vida”.

Algunas nos preguntamos en más de una ocasión; qué fue de aquellos maravillosos años (título de una serie que me encantaba) que parecía que no pasaban nunca y que sin darnos cuenta de repente el tiempo  ¡ha volado!.






Aquellos años en los que pensábamos que teníamos miles de cosas en la cabeza, montones de cosas que organizar, la casa desbordada, los ojos "vidriosos" por la mañana de no dormir.




Millones de cosas por hacer,  mientras que las personas con más experiencia e hijos más mayores te decían: “espera, que esto no es nada comparado con lo que te viene después”, “con hijos mayores, problemas mayores”. ¡Qué verdad más grande!.







Afortunadamente somos jóvenes para seguir disfrutando de nuestros hijos y de nuestra vida y ¡eso es exactamente lo que voy a hacer!.  Disfrutaré de los momentos de soledad en los que me dedicaré a cosas que hace años empecé y que nunca terminé, y cuando vuelvan, disfrutaré de los días en que todo vuelve también  su "normalidad", (que ya no la mía), esos días en que la casa se vuelve un caos, con ropa para lavar, cosas aquí y allá para recoger y detalles mil que ahora ya no me importa tanto hacer.







¡Es ley de vida! y hay cosas que por mucho que nos empeñemos no podemos cambiar. De momento, pensaré que todo está bien y que esto es lo más normal. Seguiré con mis "cuídate", mis "llámame" y "que hagas buen viaje".

Dedicado a todas las que están como yo, para que estemos contentas de que al menos nuestros hijos tienen cosas que hacer y podemos verlo.

2 comentarios

  1. No te quejes, que yo estoy con la incógnita de si se va a ECUADOR por una larga temporada y todavía lo estoy asimilando. Besoooooooos

    ResponderEliminar
  2. Todo tiene sus momentos... pero la vida pasa...snif...hay que saber disfrutar y valorar todoooo...y no aburrirse, y tener mucha energia...asi que como dice el tópico, ¡que tengamos salud!
    Besos

    ResponderEliminar